El arroz del Ya, en casa